Daniel Lázaro, de los jugadores más carismáticos de Estalia, nos describe él mismo esta obra de arte: su equipo de bloodbowl de Goblins.

Es en 2002 cuando comienzo a coleccionar y pintar miniaturas. Primero comencé con un ejército de Warhammer Fantasy, Reyes Funerarios de Khemri, ejército que tardé en acabar diez años después! A esto les siguió un ejército de Altos Elfos, Condes Vampiro y Orcos y Goblins, esta vez con mucha más celeridad a la hora de pintar, y siempre de forma autodidacta (ensayo y error). Ya por entonces comencé a ofrecer los servicios de pintura a los jugadores pero no fue hasta el relanzamiento de Bloodbowl cuando Warpaint se hace un nombre entre los pinceles y lancetas de alquiler. Con la caída de Warhammer Fantasy y el auge de Age of Sigmar (juego que en sus orígenes no me atrapó mucho) fueron muchos los restos de miniaturas que me quedaron guardados esperando en “gris plástico” a que tuvieran una nueva utilidad. Y esto llegó de la mano del relanzamiento de BloodBowl. El juego me enganchó desde el minuto 1 y el pro de solo tener que llevar 12 ó 13 minis para jugar ya me era un alivio (una lista de Condes Vampiro llevaba más de 200 miniaturas!).
Pero claro el espíritu de Warpaint me lo dejó claro desde el principio: QUIERO QUE MIS EQUIPOS SEAN DIFERENTES. Después de conversionarme un equipo de Pacto del Caos, se me pasó por la mente la GRAN IDEA. Llevaba años pensando en hacer algo “muy friky” con las miniaturas y tenía muy claro que los ejecutores deberían ser goblins (I LOVE GOBBOS). Por mediados de 2016 había retomado la serie de Naruto y entonces lo vi claro: molaría un jugador goblin disfrazado de naruto.. Y asi comenzó a gestarse. Lo primero fue documentarse. El equipo goblin tiene muchos posicionales y había que buscarles el personaje que mejor se adaptara a cada uno. Uno a  uno fui seleccionando cada personaje de la serie a cada posicional que iba a representar y el paso siguiente fue buscar entre las 3 grandes cajas de restos de matrices las piezas que me hicieran falta para conversionarlos.

Una vez seleccionados y listos para el montaje y las modificaciones con masilla verde la lista del equipo quedó así: 
GOBLINS
GORUTO (Naruto)


GASUKE (Sasuke)


GAKURA (Sakura)


GINO (Shino)
GINATA (Hinata)
GOROCHIMARU (Orochimaru)
ROCK GREEN (Rock Lee)


GITACHI (Itachi)
GIKAMARU (Shikamaru)
GOJI (Choji)
GOARA (Gaara)


GEMARI (Temari) 
POGO
GIVA Y GARRAPATOMARU (Giva y Akamaru)
HOOLIGAN
KIUVY NO KITSUNE 
VOLADOR GAIGO (Saigo) 
TROLLS
TROLLKASHI (Kakashi)


TROLLAYA (Jiraya) 


MOTOSIERRA
GABUZA (Zabuza)



BOMBARDERO
DEIDABLIN (Deidara) 
BOLA CON CADENA
KANKUBLING (Kankuro)

 Usando restos de Goblins Nocturnos y Regimientos de Goblins de Warhammer Fantasy en su mayor parte se crearon la base de los cuerpos y las cabezas, destacando el uso de las puntas de lanza para hacer los kunai (cuchillos ninja). Las conversiones de pelo y trajes fueron realizadas con masilla verde una a una siguiendo bocetos de los personajes originales de la serie y las cintas con el símbolo de la Villa de la Hoja fueron esculpidas con una aguja de coser.  Resaltan sobre manera la mano de arena (hecha con un esqueleto de alambre, masilla y arena), los hilos de la marioneta (simples hilos de costura) o los dos trolls: éstos fueron los más difíciles puesto que eran miniaturas de metal y no se prestaban demasiado al corta y pega. Los efectos de rallos se lograron con alambre taladrado en los huecos y las dos ranas de los hombros “a masilla pura y dura”. El proceso de pintado fue similar al montado. Uno a uno fueron pintados a pincel siguiendo los esquemas de los personajes de Naruto originales y dándoles el tono massimilar posible al que aparece en el anime. Con sistema de color base, tintas y luces poco a poco fueron tomando color de anime, he de decir que las pinturas usadas no fueron otras que las de la gama CITADEL de GW. Pasando a las peanas, éstas se realizaron aparte, es decir antes se pintaron sin miniatura encima. Una base de arena y cola junto con un poco de césped bien verde para que resaltara junto a las minis. Les añadí con un par de churros de masilla a algunas el típico efecto de viento en movimiento tan característico de los animes como DragonBall. Para los números decidí no estropear la estética de las miniaturas dibujándoselo encima y opté por colocarlo en la peana sobre una base de madera rota hecha con palillos de dientes pintados semejando las tablillas de rezos típicas de series como Sailor Moon o Inuyasha. Un pequeño detalle para rematarlos fueron los toquen de turno, rerolls y sobornos. Usé peanas de warhammer y bloodbowl sobre las que dibujé el Sharingan, el Sello del Zorro de Nueve Colas y los símbolos de las diferentes villas ninjas. Los sobornos me pasé días buscando en internet monedas japonesas antiguas para representarlos. Al final el resultado después de dos semanas de 8 horas de trabajo diario fue este fantástico equipo del que tanto estoy orgulloso y con el que tanto me divierto. Si os habéis quedado con ganas de mas en Instagram @daniwarpaintpodréis encontrar mas fotos de éste y las demás minis que pasan por nuestras manos. Antes de finalizar debo dar las gracias al equipo de Estalia que durante mas de 10 años que llevo pintando minis siempre han tenido ese color, esa mini, esa caja de masilla o cualquier cosa que necesitara para mis proyectos.  Un gran saludo a todos y los GREEN SHADOWS DE LA HOJA OS ESPERAN EN EL CAMPO DE JUEGO!